viernes, 22 de mayo de 2009

CUANDO EL SER HUMANO SE CONVIERTE EN COBAYA

El experimento del "Pequeño Albert" es una demostración empírica del procedimiento de condicionamiento clásico realizada por John B. Watson y su colaboradora Rosalie Rayner, en la Universidad Johns Hopkins.

Objetivos.
Según describen Watson y Rayner (1920), los objetivos de este experimento eran:

¿Puede condicionarse a un niño para que tema a un animal que aparece simultáneamente con un ruido fuerte?
¿Se transferirá tal miedo a otros animales u objetos inanimados?
¿Cuánto persistirá tal miedo? no lo sabremos hasta finalizar el experimento.

Metodología.

Se seleccionó a un niño sano de nueve meses, Albert, para el experimento. Se le examinó para determinar si existía en él un miedo previo a los objetos que se le iban a presentar (animales con pelo), examen que fue negativo. Sí se identificó un miedo a los sonidos fuertes (como el producido al golpear una lámina metálica con un martillo fuertemente).

El experimento inició cuando Albert tenía 11 meses y tres días. El diseño era presentarle al pequeño Albert un objeto de color blanco y al mismo tiempo un ruido fuerte (golpeando una barra detrás de la cabeza del niño). Después de varios ensayos, el niño sollozó ante la presencia de una rata, y luego mostró generalización del estímulo ante bloques, un perro, lana, un abrigo, etc.

EI (ruido) ----------> RI (llanto)
|
EC (objeto blanco) ---> RC (llanto)
Antes de que fuera posible estudiar la forma de quitar el miedo condicionado, el niño fue retirado de la unidad de hospitalización en donde se encontraba.

Es importante señalar que el experimento del pequeño Albert no se reproduce hoy en día en psicología por considerarlo inmoral.


Referencias.Watson, John B. & Rayner, Rosalie (1920). "Conditioned emotional reactions". Journal of Experimental Psychology, 3(1), pp. 1-14.
Libro ((http://psychclassics.yorku.ca/Watson/emotion.htm)).

John Broadus Watson, (Greenville, 9 de enero de 1878 - Nueva York, 25 de septiembre de 1958). Psicólogo estadounidense que inauguró la escuela psicológica del Conductismo.[1]

Fue uno de los psicólogos americanos más importantes del siglo XX, conocido por haber fundado la Escuela Psicológica Conductista, que inauguró en 1913 con la publicación de su artículo La Psicología tal como la ve el Conductista"

Es célebre la frase en la que sostiene que tomando una docena de niños cualesquiera, y aplicando técnicas de modificación de conducta, podría conseguir cualquier tipo de persona que deseara:

“Dadme una docena de niños sanos, bien formados, para que los eduque, y yo me comprometo a elegir uno de ellos al azar y adiestrarlo para que se convierta en un especialista de cualquier tipo que yo pueda escoger -médico, abogado, artista, hombre de negocios e incluso mendigo o ladrón- prescindiendo de su talento, inclinaciones, tendencias, aptitudes, vocaciones y raza de sus antepasados”.

En Octubre de 1920 Watson fue invitado a abandonar su cátedra en la Universidad Johns Hopkins debido a los rumores que corrían acerca de la relación que mantenía con su asistente Rosalie Rayner (la cual sería su colaboradora en el famoso experimento acerca del condicionamiento del miedo con el pequeño Albert), pasando a trabajar posteriormente como psicólogo para la empresa Thompson (hecho por el cual fue ampliamente criticado por sus colegas de la época).

cuando supe de éste caso,no pude por mas que pensar lo cruel que puede ser el ser humano con sus semejantes (y eso que somos racionales).O al menos asi se nos reconoce.

4 comentarios:

(Pafermi) dijo...

Está comprobado que las madres trasmiten sus fobias a los hijos sin ellas darse cuenta, es una reacción de imitación.
Pero la crueldad de algunos es muy condenable, como en los casos de filmaciones donde participan niños y están presentes en escenas de terror o dolor.
Un abrazo.

Lujo dijo...

Hola Elazne,
Vaya con el tipejo ese grrr,..., no conocía el dato (como de costumbre)....¡¡Me he quedado flipando!! O.O
Elazne, ¿¿¿de verdad crees que en alguna parte del mundo no se harán experimentos mucho peores con personas???. Como tú bien dices la crueldad no tiene límites, pero hay otros sentimientos que pueden cegar tanto al ser humano que lo lleve a realizar conductas despiadadas.
Lo único que podemos hacer es denunciarlo y mostrar nuestra disconformidad.
Cuidate un montonazo ¿¿ok???
Buen fin de semana y disfruta de tu paraíso.
Abrazotes primaverales y cielo encapotado ;)

ion-laos dijo...

Qué asco de personaaa!!! puajjjj!!! cómo se puede tener esa mente tan perversa?,me repugna, niña,en lo mas hondo me repugnaaaa
besitos

GELI dijo...

Y digo yo, ese niño era suyo, o de alguna madre, pues si es asi, ya le vale, solo de ver el video me ha entrado un terror.

Siempre habia oido que se experimentaba con animales, pero no con niños, que horrible.

Un beso de chocolate.

Geli.